Sabida es que la crisis por la pandemia de COVID-19 impactará en el mundo del patrocinio deportivo: si bien tal vez sea en forma negativa para las activaciones físicas como hospitality, promociones y otras experiencias relacionadas; pero a su vez se prevén cambios positivos en la parte digital y «phygital», que combinan lo físico con lo digital. También crece la activación del patrocinio «con sentido social». En IDentity te mostramos las 8 tendencias principales previstas para este 2021 en el mundo del marketing y del patrocinio deportivo.

1- Del sport al sportainment

El deporte compite con otras formas de entretenimiento como música, cine, paseos, plataformas de contenido audiovisual y más. El foco puesto en el concepto de «sportainment» indica al deporte como excusa para la recreación: según estudios, los fanáticos consolidados representan alrededor del 20 y 25% de la población, mientras que los «casual fans» representan entre el 50 y 55%. Un público cautivo al que todos intentaran captar.

2- Del engagement a la monetización

Se estima que entre un 75 y 80% de la población es aficionada al deporte, obviamente distribuida en diversos grados y distintas disciplinas. El reto principal es comenzar a monetizar, o continuar monetizando ese engagement, focalizando en activaciones físicas, digitales y phygital. Mantener expectante al consumidor de deporte no sólo el día de partido, sino durante todo el año es otra de las claves en la que hace tiempo se viene haciendo hincapié.

3- Fan experience

Además del engagement para las instituciones deportivas y para los deportistas, el siguiente paso es que los patrocinadores también puedan monetizar y conseguir satisfacción de los fans hacia los productos comercializados, publicitados y ofrecidos. Los llamados «fan journey» o «fan experience» son claves para conseguir la eficiencia y excelencia.

4- Profesionalización e inversiones

No sólo las instituciones deportivas y los deportistas aprovechan esto, claramente. Los grandes fondos de inversiones, multinacionales, e inclusive ligas deportivas aprovechan esta corriente como inversiones rentables que general credibilidad y confianza para sus inversores.

5- Modelo de expansión

Ya no alcanzará con ofrecer un producto al público regional, local o nacional. Los clubes, ligas, eventos intentan expandir su alcance geográfico cada vez más, llegando así a fanáticos y posibles consumidores estén donde estén, en cualquier punto del planeta.

6- Innovación en deporte

El deporte tradicional, como lo percibíamos 20 años atrás, ya deja de existir. Si bien habrá deportes que conservan reglas similares, o tienen mínimas modificaciones, fuera del campo de juego la innovación es cada vez mayor: nuevos formatos, globalización de competiciones, innovaciones tecnológicas, big data, deportes de realidad virtual, e-commerce, fan journey con presencia física y apoyo digital, etcétera.

7- Cambios de preferencias en la demanda

Especialmente los más jóvenes de la sociedad (millennials) evolucionan en necesidades y preferencias. Ya no es común ver a un adolescente concentrando la atención en un sólo punto durante 80 o 90 minutos. Las redes sociales, la tecnología, los alrededores llaman y el deporte debe evolucionar junto a ello a través de nuevos formatos, menor estacionalidad, mayor deslocalización, menor duración, considerar el antes-durante-después son algunos de los cambios a tener en cuenta.

8- Acceso al contenido

La pandemia de COVID-19 y la prohibición alrededor del mundo de no poder concurrir a los estadios amplificó y consolidó esta tendencia: por un lado, el acceso a contenido audiovisual a través de diversas plataformas como DAZN, que se encuentra en un importante proceso de expansión geográfico.

× Whatsapp